El Berguedà cuenta con una red de caminos históricos con cerca de 2.000 km. que unen los pueblos de la comarca. Estos antiguos caminos, la mayoría de origen medieval, invitan al caminante a hacer un viaje en el tiempo y evocar, por ejemplo, el exilio cátaro de los “buenos hombres”.